Foro Adventista - Revista Adventista Nuestro Firme Fundamento
Bienvenido a nuestro foro tematico,aqui podras encontrar exclusivamente temas de escritores adventistas que defienden nuestras creencias historicas,te invitamos a participar

B. E. Wagner.EL SENTIR DE CRISTO .compilacion

Ir abajo

B. E. Wagner.EL SENTIR DE CRISTO .compilacion

Mensaje por Admin el Dom Ene 23, 2011 4:59 pm

B. E. Wagner.EL SENTIR DE CRISTO .compilacion
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
“Haya, pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. (Fil. 2:5).

La traducción de Phillips dice: “Sea Cristo mismo vuestro ejemplo en lo que debería ser vuestra actitud”.

“Cristo es nuestro modelo, el perfecto y santo ejemplo que nos ha sido dado". AFC:265.

“El mundo necesita hoy lo que necesitaba mil novecientos años atrás, esto es, una revelación de Cristo”. MC:102.

“Ser cristiano no significa meramente llevar el nombre de Cristo, sino tener el mismo sentir de Cristo, sometemos a la voluntad de Dios en todas las cosas”. AFC:174.

El Dr. Elton Trueblood, un educador notable, dijo: “A fin de promover el crecimiento de la verdadera iglesia, buscamos la compañía de almas bondadosas que tengan el mismo sentir de Cristo”.

Las siguientes declaraciones revelan cuánto dependía Cristo de su Padre. El es nuestro ejemplo.

“Así también Cristo en su humanidad dependía del poder divino. 'No puedo yo de mí mismo hacer nada' (Juan 5:30), declaró". DTG:629.

“Cuando Jesús fue despertado para hacer frente a la tempestad, se hallaba en perfecta paz. No había en su palabras ni en su mirada el menor vestigio de temor, porque no había temor en su corazón. Pero él no confiaba en la posesión de la omnipotencia. No era en calidad de 'dueño de la tierra, del mar y del cielo' como descansaba en paz. Había depuesto ese poder, y aseveraba: 'No puedo yo de mí mismo hacer nada' (Juan 5: 30). Jesús confiaba en el poder del Padre; descansaba en la fe, en el amor y cuidado de Dios, y el poder de aquella palabra que calmó la tempestad era el poder de Dios”. DTG:302-303.

Jesús dijo cierta vez: “Mas el Padre que está en mí, él hace las obras”. Juan 14:10.

Y nos dice: “Porque sin mí nada podéis hacer” Juan 15:5.

“Todas nuestras buenas obras dependen de un poder que está fuera de nosotros mismos". PVGM:160.

Mientras permanecemos en el estado laodicense no nos damos cuenta de nuestra necesidad. Pensamos que no tenemos "necesidad de ninguna cosa". Pero "el mayor peligro del hombre consiste en
engañarse a sí mismo". MC:361.

Porque el que estima de sí que es algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña". Gal. 6:3.

“Cuando los hombre se dan cuenta de su propia insignificancia, están preparados para ser vestidos con el ropaje de la justicia de Cristo”. CJN:361.

“Pero el Hijo de Dios se había entregado a la voluntad del Padre y dependía de su poder. Tan completamente había anonadado Cristo al yo que no hacía planes por sí mismo. Aceptaba los planes de Dios para él, y día tras día el Padre se los revelaba. De tal manera debemos depender de Dios que nuestra vida sea el simple desarrollo de su voluntad”. DTG:178-179.

“Tan plenamente estaba Jesús entregado a la voluntad de Dios que sólo el Padre aparecía en su vida”. DTG:354.

“La vida de Cristo ha demostrado lo que la humanidad puede hacer al participar de la naturaleza divina. Todo lo que Cristo recibió de Dios nosotros también lo podemos recibir”. PVGM:149.

“Hombres y mujeres pueden vivir la vida que Cristo vivió en este mundo si se revisten de su poder y siguen sus instrucciones. Pueden recibir, en su lucha con Satanás, todos los socorros que Cristo mismo recibió. Pueden llegar a ser más que vencedores, por Aquel que los amó y se dio a sí mismo por ellos”. 3JT:291.

“La entrega del yo es la sustancia de las enseñanzas de Cristo". DTG:481.

“Jesús no reveló cualidades ni ejerció facultades que los hombres no pudieran tener por la fe en él". DTG:619.

“Siempre que los hombres escojan su propia senda se ponen contra Dios. No tendrán lugar en el reino de los cielos, porque están en oposición a los mismos principios del cielo”. DMJ:48.

Jesús dijo: "Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, mas la voluntad del que me envió" Juan 6:38. Y también dijo: "Porque yo, lo que a él agrada, hago siempre" Juan 8:29.

El apóstol Pablo siguió el ejemplo de Cristo. He aquí su testimonio personal: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo, no ya yo, mas vive Cristo en mí" Gal. 2:20. Y nos da el siguiente consejo: "Si pues coméis, o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo a gloria de Dios" 1 Cor. 10:31.

Dios trata de controlar el cuerpo por medio de la mente. Satanás •trata de controlar la mente controlando primero el cuerpo. "El cuerpo debiera ser el siervo de la mente, y no la mente el siervo del
cuerpo" 1T:487. "Todos debiéramos guardar nuestros sentidos, para que Satanás no pueda tener la victoria sobre nosotros; porque éstas son las avenidas del alma" 3T:507. "Los sentidos de muchos están embotados por la complacencia del apetito y por la familiaridad con el pecado" 1JT:404.

“Nuestro Redentor resistió el poder de Satanás en su gran insinuación a pecar: (la complacencia del apetito) la cual pone en peligro el alna del hombre. Si éste pudiera sobreponerse a esa tentación, podría vencer en cualquier otro punto". SC:11-12.


Cristo Recibía un Bautismo Diario del Espíritu Santo.-“Cristo estuvo continuamente recibiendo del Padre todo aquello que debía ser dado a nosotros. . . El vivió, se preocupó y oró no por sí mismo, sino por los demás. Después de pasar horas con su Padre, descendía cada mañana trayendo la luz del cielo a los hombres. Cada día recibía un nuevo bautismo del Espíritu Santo”. PVGM:139.

“La humanidad de Cristo estaba unida con la divinidad. Fue hecho idóneo para el conflicto mediante la permanencia del Espíritu Santo en él. Y él vino para hacemos participantes de la naturaleza divina”. DTG:98-99.

Si Jesús, el Hijo de Dios, necesitaba un nuevo bautismo del Espíritu Santo cada día, ¿cuánto más no lo necesitaremos nosotros? Siendo que Cristo es nuestro ejemplo en todas las cosas (CC:93) debemos experimentar diariamente la presencia interior del Espíritu Santo a fin de estar preparados para el conflicto.

“A Jesús, quien se entregó por entero para la salvación de la humanidad perdida, se le dio sin medida el Espíritu Santo. Así se le dará también a cada seguidor de Cristo siempre que el corazón sea entregado a él para morada suya”. DMJ:25.

“Debemos mirar a Cristo, debemos resistir como él resistió, orar como él oró, agonizar como él agonizó, si deseamos vencer como él venció”. AFC:34.

“El Espíritu Santo debe ser impartido constantemente al hombre; quien de otra manera no tendrá disposición para luchar contra el poder de las tinieblas”. AFC:16.


¿Qué Hará el Espíritu Santo por Nosotros?
“Para el pecado, dondequiera que se encuentre, 'nuestro Dios es fuego consumidor' (Heb. 12:29). En todos los que se sometan a su poder, el Espíritu de Dios consumirá el pecado. Pero si los hombres se aferran al pecado, llegan a identificarse con él. Entonces la gloria de Dios, que destruye el pecado, debe destruirlos a ellos también”. DTG:82-83.

“Cuando el Espíritu de Dios se posesiona del corazón, transforma la vida. Los pensamientos pecaminosos son puestos a un lado, las malas acciones son abandonadas; el amor, la humildad y la paz reemplazan la ira, la envidia y las contenciones. La alegría reemplaza a la tristeza, y el rostro refleja la luz del cielo. Nadie ve la mano que alza la carga, ni contempla la luz que desciende de los atrios celestiales. La bendición viene cuando por la fe el alma se entrega a Dios. Entonces ese poder que ningún ojo humano puede ver, crea un nuevo ser a la imagen de Dios”. DTG:144.

“Sólo podemos ser hechos idóneos para el cielo mediante la obra del Espíritu Santo en el corazón... Necesitamos ser transformados diariamente por la influencia del Espíritu”. 1MS:439.

“El Espíritu amolda las almas renovadas al modelo que es Cristo Jesús”. RH, Agosto de 1896.

“Nuestra única seguridad para no caer en el pecado consiste en mantenemos a nosotros mismos bajo la influencia modeladora del Espíritu Santo”. CSS:594.

“Si los hombres están dispuestos a ser amoldados, se efectuará la santificación de todo el ser. El Espíritu tomará las cosas de Dios y las imprimirá en el alma”. HAp:43.

“Así como la cera recibe la impresión del sello, así el alma ha de recibir la impresión del Espíritu de Dios y ha de retener la imagen de Cristo”. 1 MS:395.


El Amor de Dios.-

“El amor de Dios está derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado".

PVGM:379. "La morada del Espíritu en nuestro corazón se revelará por la manifestación del amor celestial”. Rom. 5:5.

¿Cuál es la medida del amor de Cristo? Mientras estaba clavado en la cruz oró por sus verdugos: "Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen". ¡Oh, qué amor! ¡Qué maravilloso amor! Permitamos que haya en nosotros ese mismo sentir que hubo también en Cristo Jesús. Cuando amamos como Cristo amó, el Espíritu Santo nos usará para suplir la mayor necesidad del mundo.

“No hay nada que el mundo necesite tanto como la manifestación del amor del Salvador mediante la humanidad”. PVGM:397.

“Implantando en el corazón los principios de su Palabra, el Espíritu Santo desarrolla en los hombres los atributos de Dios. La luz de su gloria - su carácter - ha de brillar en sus seguidores”. PVGM:393.

“Los últimos rayos de luz misericordiosa, el último mensaje de clemencia que ha de darse al mundo, es una revelación de su carácter de amor. Los hijos de Dios han de manifestar su gloria”. PVGM:394-395.

“La iglesia es la depositaría del tesoro de las riquezas de la gracia de Cristo, y por medio de ella finalmente se hará manifiesta la revelación postrera y plena del amor de Dios al mundo que ha de ser iluminado con su gloria”. TM:47.

¡Qué responsabilidad! ¡Qué desafío! ¡Qué privilegio! Mediante el supremo poder del Espíritu Santo revelaremos el amor de Dios y declararemos su gloria.

La única manera de realizar este cometido es muriendo diariamente a nosotros mismos y experimentando diariamente un bautismo del Espíritu Santo. Cuando nos sometamos completamente a su
poder, el Espíritu Santo consumirá el pecado que haya en nosotros, nos purificará, retinará y transformará hasta que nuestro semblante refleje la luz del cielo. El Espíritu Santo creará un nuevo ser a la imagen de Dios. El amor de Dios será revelado. Entonces estaremos preparados para el derramamiento de la lluvia tardía y para el fuerte clamor.

“Después del descenso del Espíritu Santo, los discípulos estaban tan llenos de amor hacia Cristo y hacia aquellos por quienes él murió, que los corazones se conmovían por las palabras que hablaban y las oraciones que ofrecían. Hablaban con el poder del Espíritu; y bajo la influencia de ese poder miles se convirtieron”. HAp:19.

“Sin el amor hacia los hermanos, sin humildad ante Dios ellos no son nada... "Tan sólo cuando el egoísmo está muerto, cuando la lucha por la supremacía está desterrada, cuando la gratitud llena el corazón y el amor hace fragante la vida, tan sólo entonces Cristo mora en el alma, y nosotros somos reconocidos como obreros juntamente con Dios”. PVGM:383-384.

“El amor de Cristo, el amor de nuestros hermanos, testificará ante el mundo que hemos estado con Jesús y aprendido de él. Entonces el mensaje del tercer ángel crecerá hasta convertirse en un fuerte clamor, y toda la tierra será iluminada con la gloria de Señor”. 4T:401.

“Cada obrero debiera elevar su petición a Dios por el bautismo diario del Espíritu”. HAp:41.

“Mis hermanos y hermanas, orad por el Espíritu Santo". ¿No seguiremos el ejemplo de Jesús cumpliendo todas las condiciones para recibir diariamente un bautismo del Espíritu Santo? "Haya pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. 3JT:213.




Admin
Admin

Cantidad de envíos : 199
Puntos : 497
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Edad : 46
Localización : Pereira,Colombia

Ver perfil de usuario http://foroadventista.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.