Foro Adventista - Revista Adventista Nuestro Firme Fundamento
Bienvenido a nuestro foro tematico,aqui podras encontrar exclusivamente temas de escritores adventistas que defienden nuestras creencias historicas,te invitamos a participar

Ron Spears -La Definición de Apostasía

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ron Spears -La Definición de Apostasía

Mensaje por Admin el Mar Jun 01, 2010 9:03 am

La Definición de Apostasía.-







No olvidemos la definición de apostasía. Es un abandono de aquello en lo cual uno ha creído como fe, como una causa o un principio. Los pioneros y Ellen White, quienes de rodillas diligentemente buscaron la verdad y habían presenciado las milagrosas visiones de la mensajera escogida del Señor, fueron responsables por los principios de nuestra fe. Dios puso el sello de su aprobación sobre estos hitos de nuestra fe. ¿Qué dirían ellos ahora, si estuviesen vivos hoy día, acerca de la iglesia que ayudaron a fundar bajo la dirección de Dios? Sin lugar a dudas hemos apostatado de muchos de los principios de nuestra fe que nos fueron dados por estos hombres y mujeres bajo la dirección divina.



“En la gran obra final encontraremos perplejidades que no sabremos resolver; pero no olvidemos que las tres grandes potestades del cielo están obrando, que una mano divina está sobre el timón y que Dios cumplirá sus promesas. El reunirá de todas partes del mundo un pueblo que le servirá en justicia”. 3 Joyas de los Testimonios:257.



Hay una necesidad de unidad entre muchos de los miembros de nuestra iglesia hoy en día. Demasiado a menudo el precio de esa unidad es transigir en los principios. Jesús oró por la unidad de los creyentes. En el capítulo 17 de Juan se encuentra su plegaria por los seguidores fieles, leales y obedientes, su iglesia:



“Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mi, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mi, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mi me ha amado”. Juan 17:21-24.



Pero su plegaria es también por aquellos que están en el mundo pero que no son del mundo:



“Ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me diste, porque son tuyos. Todo lo mío es tuyo, y lo tuyo es mío; y en ellos soy glorificado. Yo no estoy más en el mundo. Yo voy a ti, pero ellos están en el mundo. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu Nombre, en ese Nombre que me has dado, para que sean uno, como lo somos nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu Nombre. A los que me diste yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que se cumpliera la Escritura”. Juan 17:9-12.



“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él”. 1 Juan 2:15.


No Se Debe Transigir.-





El transigir es uno de los principales instrumentos que tiene el diablo para engañar.



“Nadie puede ocupar una posición neutral; no existe una posición intermedia, en la que no se ame a Dios y tampoco se sirva al enemigo de la justicia. Cristo ha de vivir en sus agentes humanos, obrar por medio de sus facultades y actuar por sus habilidades. Ellos deben someter su voluntad a la de Cristo y obrar con su Espíritu. Entonces, ya no son ellos los que viven, sino que Cristo vive en ellos. Quien no se entrega por entero a Dios se ve gobernado por otro poder y escucha otra voz, cuyas sugestiones revisten un carácter completamente distinto. El servicio a medias coloca al agente humano del lado del enemigo, como aliado eficaz de los ejércitos de las tinieblas. Cuándo los que profesan ser soldados de Cristo se unen a la confederación de Satanás y colaboran con él, se revelan como enemigos de Cristo. Traicionan cometidos sagrados. Constituyen un eslabón entre Satanás y los soldados fieles; y por medio de dichos agentes el enemigo trabaja constantemente para seducir los corazones de los soldados de Cristo.

El baluarte más fuerte del vicio en nuestro mundo no es la vida perversa del pecador abandonado ni del renegado envilecido; es la vida que en otros aspectos parece virtuosa y noble, pero en la cual se alberga un pecado, se consciente un vicio”. El Discurso Maestro de Jesucristo:80-81.


No Hay Esperanza Para Los Adventistas Del Séptimo Día Neutrales.-





La mensajera del Señor define la neutralidad como una enemiga de Dios en las siguientes palabras inspiradas:



“Los seguidores de Cristo no tienen el derecho de colocarse en un terreno neutral. Hay más esperanza de un enemigo declarado que de alguien que es neutral”. Review and Herald, Tomo 4, pág. 386.



Hay más esperanza de un enemigo confirmado de Dios que de un adventista del séptimo día neutral.

En los días del ministerio de Elías, él tuvo la determinación de oponerse a la apostasía en la iglesia y a los líderes responsables de ella. Repasemos el recuento que Ellen White hizo de este tiempo alarmante:



“¡Qué asombroso engaño y terrible ceguera había cubierto a Israel como una nube negra! Esta ceguera y apostasía no se había precipitado sobre ellos súbitamente; había caído sobre ellos gradualmente a medida que despreciaban las palabras de reproche y advertencia que el Señor les enviaba a causa de su orgullo y de sus pecados. Y ahora, en esta crisis, en la presencia de sacerdotes idólatras y de un rey apóstata, permanecieron neutrales. Si hay un pecado que Dios aborrece más que cualquier otro, del cual su pueblo es culpable, es permanecer indiferente ante una emergencia. La indiferencia y la neutralidad en una crisis religiosa son consideradas por Dios como un crimen grave, equivalente a la peor hostilidad en contra de Dios”. 3 Testimonies:280-281.



La inspiración nos dice que a medida que nos acercamos a estas horas finales, los mensajeros delegados por Dios tendrán que dar un mensaje aun más directo que el que dio Juan el Bautista, el potente predicador de la justicia:

“En este tiempo tan horrible, justamente cuando Cristo está por venir por segunda vez, los ministros fieles de Dios tendrán que dar un testimonio aun más directo del que dio Juan el Bautista. Una obra de responsabilidad y de importancia está delante de ellos; y aquellos que predican cosas halagüeñas, Dios no los reconocerá como sus pastores. Una horrible calamidad les espera”. 1 Testimonies: 321.



“Son muchos los cristianos profesos que dirían, si expresasen sus sentimientos verdaderos: ¿Qué necesidad hay de hablar con tanta claridad? Podrían preguntar también: ¿Qué necesidad tenía Juan el Bautista de decir a los fariseos: "¡Oh generación de víboras, ¿quién os enseñó a huir de la ira que vendrá?" (Luc. 3: 7).

¿Había acaso alguna necesidad de que provocase la ira de Herodías diciendo a Herodes que era ilícito de su parte vivir con la esposa de su hermano? El precursor de Cristo perdió la vida por hablar con claridad. ¿Por qué no podría haber seguido él por su camino sin incurrir en el desagrado de los que vivían en el pecado?

Así han argüido hombres que debieran haberse destacado como fieles guardianes de la ley de Dios, hasta que la política de conveniencia reemplazó la fidelidad, y se dejó sin reprensión al pecado. ¿Cuándo volverá a oírse en la iglesia la voz de las reprensiones fieles?”. Profetas y Reyes:103.



“No les toca pronunciar sus propias palabras, sino las que les ordenó decir Uno mayor que los potentados de la tierra. Su mensaje debe ser: "Así dijo Jehová." Dios llama a hombres como Elías, Natán y Juan el Bautista, hombres que darán su mensaje con fidelidad, irrespectivamente de las consecuencias; hombres que dirán la verdad con valor, aun cuando ello exija el sacrificio de todo lo que tienen. Dios no puede usar hombres que, en tiempo de peligro, cuando se necesita la fortaleza, el valor y la influencia de todos, temen decidirse firmemente por lo recto. Llama a hombres que pelearán fielmente contra lo malo, contra principados y potestades, contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo, contra la impiedad espiritual de los encumbrados. A los tales dirigirá las palabras: "Bien, buen siervo y fiel; . . . entra en el gozo de tu Señor." (Mat. 25: 23.)”. Profetas y Reyes:105-105.



Recordemos que Dios se hará cargo de la situación cuando él tome las riendas en sus propias manos. Véase Testimonios para los Ministros:300. Él actuó de la misma manera en los días de Elías, en los de Juan el Bautista y en el tiempo de Cristo. Cuando la apostasía alcanza un grado en el cual no parece haber ningún remedio humano, entonces Dios hará una obra extraña:



“Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en el fuego que nunca se apagará”. Mat. 3:12.



“Y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza”. Isa. 1:25.



“Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia”. Mal. 3:3.



“Se me llamó la atención a la providencia de Dios entre su pueblo, y se me mostró que cada prueba del proceso de refinamiento y purificación impuesto a los que profesaban ser cristianos demostraba si algunos eran escoria. El oro fino no aparece siempre. En toda crisis religiosa, algunos caen bajo la tentación. El zarandeo de Dios avienta multitudes como hojas secas. La prosperidad contribuye a que ingresen en la iglesia multitudes que meramente profesan la religión. La adversidad las elimina de la iglesia. El espíritu de esta clase de personas no es firme en Dios. Se separan de nosotros porque no son de los nuestros; porque cuando la tribulación o la persecución surgen por causa de la Palabra, muchos se escandalizan”. 1 Joyas de los Testimonios:480.



“En toda época se otorgó a los hombres su día de luz y privilegios, un tiempo de gracia en el que pueden reconciliarse con Dios. Pero esta gracia tiene un límite. La misericordia puede interceder durante años, ser despreciada y rechazada. Pero llega al fin un momento cuando ella hace su última súplica. El corazón se endurece de tal manera que cesa de responder al Espíritu de Dios. Entonces la voz suave y atrayente ya no suplica más al pecador, y cesan las reprensiones y amonestaciones.

Ese día había llegado para Jerusalén. Jesús lloró con angustia sobre la ciudad condenada, pero no la podía librar. Había agotado todo recurso. Al rechazar las amonestaciones del Espíritu de Dios, Israel había rechazado el único medio de auxilio. No había otro poder por el cual pudiese ser libertado.

La nación judía era un símbolo de las personas que en todo tiempo desprecian las súplicas del amor infinito. Las lágrimas vertidas por Cristo cuando lloró sobre Jerusalén fueron derramadas por los pecados de todos los tiempos. En los juicios pronunciados sobre Israel, los que rechazan las reprensiones y amonestaciones del Espíritu Santo de Dios pueden leer su propia condenación.

En esta generación, muchos están siguiendo el mismo camino que los judíos incrédulos. Han presenciado las manifestaciones del poder de Dios; el Espíritu Santo ha hablado a su corazón; pero se aferran a su incredulidad y resistencia. Dios les manda advertencias y reproches, pero no están dispuestos a confesar sus errores, y rechazan su mensaje y a sus mensajeros. Los mismos medios que él usa para restaurarlos llegan a ser para ellos una piedra de tropiezo.

Los profetas de Dios eran aborrecidos por el apóstata Israel porque por su medio eran revelados los pecados secretos del pueblo. Acab consideraba a Elías como su enemigo porque el profeta reprendía fielmente las iniquidades secretas del rey. Así también hoy los siervos de Cristo, los que reprenden el pecado, encuentran desprecios y repulsas. La verdad bíblica, la religión de Cristo, lucha contra una fuerte corriente de impureza moral. El prejuicio es aun más fuerte en los corazones humanos ahora que en los días de Cristo. Jesús no cumplía las expectativas de los hombres; su vida reprendía sus pecados, y le rechazaron. Así también ahora la verdad de la Palabra de Dios no armoniza con las costumbres e inclinaciones naturales de los hombres, y millares rechazan su luz. Impulsados por Satanás, los hombres ponen en duda la Palabra de Dios y prefieren ejercer su juicio independiente. Eligen las tinieblas antes que la luz, pero lo hacen con peligro de su propia alma. Los que cavilaban acerca de las palabras de Cristo encontraban siempre mayor causa de cavilación hasta que se apartaron de la verdad y la vida. Así sucede ahora. Dios no se propone suprimir toda objeción que el corazón carnal pueda presentar contra la verdad. Para los que rechazan los preciosos rayos de luz que iluminarían las tinieblas, los misterios de la Palabra de Dios lo serán siempre. La verdad se les oculta. Andan ciegamente y no conocen la ruina que les espera”. Deseado de Todas las Gentes:538-539.



El zarandeo removerá a los adventistas del séptimo día laodicenses que no han comprado el oro de Cristo que ha sido probado en el fuego. Véase Apoc. 3:18; 2 Joyas de los Testimonios:75. Aquellos que hacen de este mundo su hogar y se encuentran cargados de mundanalidad o de los cuidados de esta vida no tendrán un fundamento en el cual apoyarse en el tiempo de angustia. Véase Luc. 21:34-36. Compañías enteras nos abandonarán entonces, a medida que Dios purifica su iglesia. Véase 3 Joyas de los Testimonios:224 y el tomo 2, pág. 31.



“Cuando el azote desbordante pase por la tierra, cuando el bieldo esté limpiando el suelo de Jehová, Dios será el socorro de su pueblo. Puede ser que los trofeos de Satanás sean enaltecidos, pero la fe de los puros y santos no se desanimará.

Elías sacó a Eliseo de detrás del arado y tiró sobre él su manto de consagración. El llamado a esta grande y solemne obra fue presentado a hombres instruidos y de posición; si ellos se hubiesen estimado pequeños en sus propios ojos y confiado completamente en el Señor, Él los hubiese honrado con el privilegio de portar su estandarte en triunfo hacia la victoria. Pero se separaron de Dios, sometiéndose a la influencia del mundo, y el Señor los rechazó”. 5 Testimonies:82.



“Dios hará una obra en nuestros días que pocos anticipan, Él levantará y exaltará entre nosotros a aquellos que han sido instruidos más bien por la unción del Espíritu Santo que por la preparación externa de instituciones científicas. Dios manifestará que Él no depende de los educados y engreídos mortales.

Hay pocos hombres realmente consagrados entre nosotros, pocos que han peleado y salido victoriosos en la batalla con el yo. La verdadera conversión constituye un cambio indudable en los sentimientos y motivos; es un completo abandono de las conexiones mundanas, un apresuramiento en alejarse de su atmósfera espiritual, un alejamiento del poder controlador de sus ideas, opiniones e influencias. La separación causa pena y amargura a ambos grupos. Ésta es la desavenencia que Cristo declaró que vino a traer. Pero los que están convertidos sentirán una continua ansiedad de ver a sus amigos abandonar todo por Cristo, sabiendo que, a menos que lo hagan, habrá entre ellos una separación eterna y final. El verdadero cristiano no puede, mientras está en la compañía de amigos inconversos, comportarse en forma ligera y frívola. El valor de las almas por las cuales Cristo murió es demasiado grande”. 5 Testimonies:82-83.



Dios tiene una solución para cada emergencia. Él siempre apoyará a los que son fieles a sus mandamientos. Ellen White nos da esta inspirada solución:



“El Señor Jesús siempre tendrá un pueblo escogido que le servirá. Cuando el pueblo judío rechazó a Cristo, el Príncipe de la vida, El les quitó el reino de Dios y se lo dio a los gentiles. Dios continúa obrando de acuerdo con este principio en cada rama de su obra. Cuando una iglesia demuestra que es infiel a la obra del Señor, no importa cuán alto y sagrado pueda ser su llamado, Dios no puede seguir trabajando con ella. Otros son escogidos entonces para llevar importantes responsabilidades. Pero si éstos a su vez no purifican sus vidas de toda acción errónea, si no establecen principios puros y santos en todos sus límites, entonces el Señor los afligirá y humillará dolorosamente y, a menos que se arrepientan, los quitará de su lugar y hará que sean un baldón. . .”. Alza tus Ojos:129.



A través de las edades, los líderes de la iglesia se han opuesto, han perseguido y hasta han matado a los mensajeros escogidos por Dios. Cuando lo hicieron, cerraron su tiempo de gracia.



“Al rechazar a Cristo, el pueblo judío cometió el pecado imperdonable, y desoyendo la invitación de la misericordia, podemos cometer el mismo error. Insultamos al Príncipe de la vida, y le avergonzamos delante de la sinagoga de Satanás y ante el universo celestial cuando nos negamos a escuchar a sus mensajeros, escuchando en su lugar a los agentes de Satanás que quisieran apartar de Cristo nuestra alma. Mientras uno hace esto, no puede hallar esperanza ni perdón y perderá finalmente todo deseo de reconciliarse con Dios”. Deseado de Todas las Gentes:292.



A través de las edades, muchos hombres y mujeres han pecado en contra del Espíritu Santo. Cuando le han dado al diablo el crédito por lo que Dios ha hecho o a Dios el crédito por lo que diablo ha hecho, se han colocado a sí mismos en una posición peligrosa. Llega un momento cuando Dios ya no puede hacer más nada con sus mentes y corazones y el Espíritu Santo los deja, para nunca más volver. Véase Mat. 12:30-32. Examinemos, en los escritos inspirados, esta tragedia humana que está siendo cometida por muchos hoy en día:



“Todavía creo en la teoría de la puerta cerrada, pero no en el sentido en que se empleó el término al principio o en el que es empleado por mis oponentes”. 1 Mensajes Selectos:71.



Hubo una puerta cerrada en los días de Noé. En ese tiempo el Espíritu Santo se retiró de la raza pecaminosa que pereció en las aguas del diluvio. Dios mismo le dio el mensaje del cierre de la gracia a Noé:



“Y dijo Jehová: no contenderá mi Espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años”. Gén. 6:3.



Hubo una puerta cerrada en los días de Abrahán. La misericordia dejó de rogarle a los habitantes de Sodoma, y todos, con excepción de Lot, su esposa y dos hijas, fueron consumidos por el fuego enviado del cielo.

Hubo una puerta cerrada en los días de Cristo. El Hijo de Dios declaró a los incrédulos judíos de aquella generación, “vuestra casa os es dejada desierta”. Mat. 23:38.



Mirando a través de las edades a los días finales, el mismo poder infinito proclamó a través de Juan:



“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre”. Apoc. 3:7.



“Se me mostró en visión, y todavía lo creo, que hubo una puerta cerrada en 1844. Todos los que vieron la luz de los mensajes del primero y segundo ángeles y rechazaron esa luz, fueron dejados en tinieblas. Y los que la aceptaron y recibieron el Espíritu Santo que acompañó a la proclamación del mensaje celestial, y que después renunciaron a su fe y declararon que su experiencia había sido un engaño, de ese modo rechazaron al Espíritu de Dios, y éste no intercedió más por ellos.

Los que no vieron la luz, no fueron culpables de rechazarla. Los únicos a los cuales el Espíritu de Dios no podía alcanzar eran los que habían despreciado la luz celestial”. 1 Mensajes Selectos:72.



“Cuando alguno de nosotros se opone al testimonio directo de los mensajeros escogidos de Dios que están sosteniendo en alto las verdades de la Biblia y el Espíritu de Profecía, estamos en peligro de contristar al Espíritu Santo. Véase 1 Joya de los Testimonios:348-351; 2 Joyas de los Testimonios:64-71; 3 Testimonies:324.



Ellen White nos dice que habrá pocos hombres grandes entre nosotros dando el fuerte pregón y que muchas estrellas que habíamos admirado por su brillo se apagarán cuando esta obra termine. Véase 5 Testimonies:80-83. El zarandeo continuará hasta que todo lo que pueda ser removido lo sea para que aquellos que no puedan ser zarandeados permanezcan fieles hasta el fin. Véase 7 Testimonies:219.



“No todo el mundo ha tomado posiciones con el enemigo y contra Dios. No todos se han vuelto desleales. Queda un remanente que permanece fiel a Dios; porque Juan escribe: "Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús." (Apoc. 14:12.) Muy pronto una furiosa batalla contra los que sirven a Dios será entablada por aquellos que no le sirven. Muy pronto todo lo que es susceptible de ser removido lo será, de modo que sólo lo inquebrantable subsista.

Satanás estudia la Biblia con cuidado. Sabe que le queda poco tiempo y procura en todo punto contrarrestar la obra que el Señor está haciendo sobre esta tierra. Es imposible dar una idea de lo que experimentará el pueblo de Dios que viva en la tierra cuando se combinen la manifestación de la gloria de Dios y la repetición de las persecuciones pasadas. Andará en la luz que emana del trono de Dios. Por medio de los ángeles, las comunicaciones entre el cielo y la tierra serán mantenidas constantes. Por su parte Satanás, rodeado de sus ángeles, y haciéndose pasar por Dios, hará toda clase de milagros a fin de seducir, si posible fuese, aun a los escogidos. El pueblo de Dios no hallará seguridad en la realización de milagros, porque Satanás los imitará. En esta dura prueba, el pueblo de Dios hallará su fortaleza en la señal mencionada en Ex. 31: 12-18. Tendrá que afirmarse sobre la palabra viviente: "Escrito está". Es el único fundamento seguro. Aquellos que hayan quebrantado su alianza con Dios estarán entonces sin Dios y sin esperanza”. 3 Joyas de los Testimonios:284-285.



“El permanecer de pie en defensa de la verdad y la justicia cuando la mayoría nos abandone, el pelear las batallas del Señor cuando los campeones sean pocos, ésta será nuestra prueba”. 2 Joyas de los Testimonios:31.



Esta prueba puede venir más pronto de lo que nuestras mentes son ahora capaces de comprender. ¿Estamos listos? Debemos preguntarnos eso ahora. Recordemos que las mismas pruebas, actitudes y experiencias que existían en la iglesia de los días de Cristo se repetirán en nuestros días.



“Necesitamos entender el tiempo en que vivimos. No lo entendemos ni a medias. No lo aceptamos ni a medias. Mi corazón se conmueve dentro de mí cuando pienso en el enemigo al que tenemos que hacer frente, y en cuán pobremente estamos preparados para eso. Las vicisitudes de los hijos de Israel y su actitud justamente antes de la primera venida de Cristo me han sido presentadas vez tras vez para ilustrar la posición del pueblo de Dios en su experiencia antes de la segunda venida de Cristo: cómo el enemigo se valía de cada oportunidad para dominar las mentes de los judíos y cómo hoy está procurando cegar las mentes de los siervos de Dios para que no puedan discernir la preciosa verdad”. 1 Mensajes Selectos:475.



¿No nos parece sorprendente que tan pocos hoy día se aferren a las creencias históricas de los pioneros?

El iceberg de la apostasía ha reaparecido. La omega ha llegado. La orden de Dios es “”¡Hacedle frente!”.



“El espíritu de dominio se extiende a los presidentes de nuestras asociaciones. Si un hombre confía en sus propias facultades y trata de ejercer dominio sobre sus hermanos, sintiendo que está investido de autoridad para hacer de su voluntad el poder dominante, la mejor conducta y la única es cambiarlo, para que no se haga un gran daño, y pierda su propia alma, y ponga en peligro el alma de otros. "Todos vosotros sois hermanos". Esta disposición a dominar sobre la herencia de Dios causará una reacción a menos que estos hombres cambien su conducta. Los que están en autoridad deben manifestar el espíritu de Cristo. Deben tratar como él trataría con cada caso que requiera atención. Deben andar cargados del Espíritu Santo. La posición de un hombre no lo hace una jota o un tilde mayor a la vista de Dios; es el carácter solo lo que Dios avalúa.

La bondad, la misericordia, el amor de Dios, fueron proclamados por Cristo a Moisés. Este era el carácter de Dios. Cuando los hombres que profesan servir a Dios ignoran el carácter paternal del Señor, y se apartan del honor y la justicia al tratar con sus semejantes, Satanás se alegra, porque él les inspiró estos atributos. Están siguiendo en las huellas del romanismo”. Testimonios para los Minisros:368-369.



¿Se desarrollarán finalmente os grupos en el adventismo? Ellen White contesta esta pregunta:



“Una nueva vida está viniendo del cielo y posesionándose de todo el pueblo de Dios. Pero en la iglesia ocurrirán divisiones. Se formarán dos grupos. El trigo y la cizaña crecerán juntos hasta el momento de la cosecha.

La obra se intensificará y se tornará más activa hasta el mismo fin del tiempo. Y todos los que trabajan junto con Dios contenderán fervorosamente por la fe que una vez fue dada a los santos. No se apartarán del mensaje para este tiempo, que ya está iluminando la tierra con su gloria. Fuera de la gloria de Dios, no vale la pena luchar por ninguna otra cosa. La única roca que permanecerá es la Roca de la Eternidad. La verdad enseñada por Jesús constituye el único refugio en estos días cuando predomina el error...”. 2 Mensajes Selectos:130.



¿Cómo se hará la separación final?



“Algunas personas parecen pensar que al entrar en la iglesia serán cumplidas sus expectativas, y hallarán solamente personas que son puras y perfectas. Son celosas en su fe, y cuando ven faltas en los miembros de la iglesia, dicen: "Nosotros abandonamos el mundo para no tener ninguna asociación con caracteres malos, pero el mal se halla aquí también"; y preguntan, como los siervos de la parábola: "¿De dónde, pues, tiene cizaña?" Pero no necesitamos ser así chasqueados, pues el Señor no ha justificado la conclusión de que la iglesia es perfecta; y todo nuestro celo no nos permitirá tener éxito en lograr que la iglesia militante sea tan pura como la iglesia triunfante. El Señor nos prohibe proceder de una manera violenta contra aquellos que pensamos que yerran, y no hemos de dispensar excomuniones y denuncias contra los que son defectuosos.

El hombre finito está propenso a juzgar mal el carácter, pero Dios no confía la obra de juzgar y hacer un pronunciamiento sobre el carácter a aquellos que no están capacitados para ello. Nosotros no hemos de decir qué constituye el trigo, y qué constituye la cizaña. El tiempo de la siega determinará plenamente el carácter de las dos clases especificadas bajo el símbolo de la cizaña y el trigo. La obra de separación es dada a los ángeles de Dios; no se la encomienda a las manos de algún hombre”. Testimonios para los Ministros:43-44.



Sí, los ángeles separarán la cizaña del trigo; entonces la verdad efectuará el examen final. El desarrollo del carácter revelará finalmente la perfección de los santos y hará la última demostración de lo que Dios puede hacer en seres humanos caídos, cuando ellos están dispuestos a sentir el deseo de someter su voluntad completamente a Dios.

La apostasía y la desobediencia a las órdenes de Dios desarrollan hipocresía en la iglesia. Decimos que creemos en el Espíritu de Profecía pero ignoramos casi totalmente los consejos dados a los profetas por el Espíritu Santo y los ángeles. esto es hipocresía. Les iría mejor en el día del juicio a los que dicen que no aceptan a Ellen White como una profetisa, que al grupo que dice aceptarla como profetisa, pero que rehusa obedecer sus consejos inspirados.
Orando en el Lugar Santo.-





Aquellos que sobrevivieron el gran chasco en el año 1844 fueron los que siguieron a Jesús por la fe dentro del Lugar Santísimo. Ahora se veía la aplicación de aquellas palabras de Cristo en el Apocalipsis, dirigidas a la iglesia en este mismo tiempo: “Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar”. Apoc. 3:7-8.



“Son los que por fe siguen a Jesús en su gran obra de expiación, quienes reciben los beneficios de su mediación por ellos, mientras que a los que rechazan la luz que pone a la vista este ministerio, no les beneficia. Los judíos que rechazaron la luz concedida en el tiempo del primer advenimiento de Cristo, y se negaron a creer en él como Salvador del mundo, no podían ser perdonados por intermedio de él. Cuando en la ascensión Jesús entró por su propia sangre en el santuario celestial para derramar sobre sus discípulos las bendiciones de su mediación, los judíos fueron dejados en obscuridad completa y siguieron con sus sacrificios y ofrendas inútiles”. El Conflicto de los Siglos:483.



“Los que no vieron la luz, no fueron culpables de rechazarla. Los únicos a los cuales el Espíritu de Dios no podía alcanzar eran los que habían despreciado la luz celestial. Y en esa clase estaban incluidos, como lo he dicho, tanto los que rehusaron aceptar el mensaje cuando les fue presentado, como los que, habiéndolo recibido, después renunciaron a su fe. Estos podrían tener una forma de piedad y profesar ser seguidores de Cristo. Pero no teniendo una comunicación viviente con Dios, eran llevados cautivos por los engaños de Satanás. Se presentan esas dos clases en la visión, los que declararon que era un engaño la luz que habían seguido, y los impíos del mundo que, habiendo rechazado la luz, habían sido rechazados por Dios. No se hace referencia a los que no habían visto la luz y, por lo tanto, no eran culpables de su rechazo”. 1 Mensajes Selectos:72.



Aquí vemos un paralelo entre los judíos quienes, rechazando a Cristo, continuaron orando y ofreciendo sacrificios en sus templos, y aquellos en 1844 que volvieron a Babilonia o quienes se quedaron en Babilonia, fueron dejados “en perfectas tinieblas”. Nunca más habían de ver la verdad porque la puerta de la gracia se había cerrado para ellos. Siguieron orando en el lugar santo, y Satanás contestó sus plegarias.



“Los que se levantaron con Jesús elevaban su fe hacia él en el lugar santísimo, y rogaban: "Padre mí danos tu Espíritu." Entonces Jesús soplaba sobre ellos el Espíritu Santo. En ese aliento había luz, poder y mucho amor, gozo y paz.

Me di vuelta para mirar la compañía que seguía postrada delante del trono y no sabia que Jesús la había dejado. Satanás parecía estar al lado del trono, procurando llevar adelante la obra de Dios. Vi a la compañía alzar las miradas hacia el trono, y orar: "Padre, danos tu Espíritu." Satanás soplaba entonces sobre ella una influencia impía; en ella 56 había luz y mucho poder, pero nada de dulce amor, gozo ni paz. El objeto de Satanás era mantenerla engañada, arrastrarla hacia atrás y seducir a los hijos de Dios”. Primeros Escritos:55-56.



¿En cuál departamento está orando la iglesia hoy día? Solamente a medida que sigamos a Jesús en su ministerio en el Lugar Santísimo estaremos a salvo de los engaños de la apostasía omega.

Jesús dijo, “muchos son llamados, mas pocos escogidos”. Él también nos dijo que no había venido a traer paz sino división:



“¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? No, os digo, sino más bien división”. Luc. 12:51. Versión reina Valera Revisada, año 1977.



La verdad no divide, pero cuando la verdad se enfrenta con el error hay división. El error es la causa de la división que existe en la iglesia remanente de Dios en este tiempo que nos resta.

En resumen, debemos darnos cuenta de que estamos viviendo en el tiempo del fin. Dios estaba listo antes del fin del siglo pasado para llevar el evangelio a todo el mundo. El mensaje de 1888, la justificación por la fe y la victoria sobre el pecado, le habrían dado a la iglesia remanente el poder para hacer la demostración final al mundo en el fuerte pregón del mensaje del tercer ángel. La fe de Jesús (Apoc. 14:12) le dará el poder al pueblo de Dios para guardar la ley a la perfección y para desarrollar el carácter de Jesús. Véase el 7 CBA, pág. 994-995; 3 Mensajes Selectos:190, 194. 208; Deseado de Todas las Gentes:278; 1 Joyas de los Testimonios:43-44

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 199
Puntos : 497
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Edad : 45
Localización : Pereira,Colombia

Ver perfil de usuario http://foroadventista.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.