Foro Adventista - Revista Adventista Nuestro Firme Fundamento
Bienvenido a nuestro foro tematico,aqui podras encontrar exclusivamente temas de escritores adventistas que defienden nuestras creencias historicas,te invitamos a participar

Marshal Grosbol -Tipos de Laodicea

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Marshal Grosbol -Tipos de Laodicea

Mensaje por Admin el Lun Mayo 31, 2010 7:32 am

Tipos de Laodicea.-





En la Biblia hay varios tipos de la iglesia de Laodicea. Hay uno muy definido en el Antiguo Testamento: la gente de Meroz, y otro en el Nuevo Testamento en Mateo 11. Así como Elena de White escribió una y otra vez acerca de la maldición de Meroz aplicándola a Laodicea, también lo hacen estos versículos. “Entonces empezó a denunciar a las ciudades donde había hecho muchos de sus milagros, y no se habían arrepentido: ¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que fueron hechos en vosotras, hace tiempo que se hubieran arrepentido en saco y en cilicio” (Mateo 11: 20, 21). Betzaida y Corazin, eran ciudades de Israel, y él se estaba dirigiendo a los que guardaban el sábado, devolvían sus diezmos, y eran profesos miembros de la verdadera iglesia de Dios. “Y tú, Capernaúm, que eres levantada hasta el cielo, hasta el sepulcro serás abatida. Porque si en Sodoma se hubieran realizado los milagros que fueron hechos en ti, habría quedado hasta hoy” (Mateo 11:23)

Al referirse a este pasaje en la Review & Herald, 1 de agosto, 1893 Elena de White dice específicamente que ésta es la Iglesia Adventista del Séptimo Día: “De aquellos que se jactan de su luz y sin embargo no andan en ella, Cristo dice: Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón, que para vosotras. Y tú, Capernaúm [adventistas del séptimo día, que has tenido gran luz], que eres levantada hasta el cielo [en materia de privilegios], hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy” (Eventos de los Últimos Días, pp. 49, 50). También se refiere a Capernaúm como la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Materiales de l888: 637, 612 y 851, y en otros escritos

Aquí se compara a la iglesia de Laodicea del Nuevo Testamento con Capernaúm, una hermosa ciudad ubicada junto al lago de Galilea. Estaba situada en una encrucijada entre las naciones y tenía una ventaja espiritual única. Jesús había predicado allí y sus habitantes habían oído los mensajes de Juan el Bautista, y no eran tan malvados como la gente de Nazaret. Eran buenas personas. Fieles miembros de iglesia, en realidad, del pueblo de Galilea (que incluía Capernaúm), se nos dice en El discurso Maestro de Jesucristo, p. 8, que no estaban bajo la influencia de los sacerdotes y fariseos tanto como la gente en Jerusalén y que casi aceptaron a Jesús. (Vea también El Deseado de Todas las Gentes). Jesús le predicó a esta gente y el poder de la jerarquía, casi se quebrantó. “Casi”... ¡Eso sí que es Laodicea!.


Peor que Sodoma.-





Jesús dijo que la gente que está casi salvada, es peor que la de Sodoma. ¡Increíble! ¿Cómo pudo Jesús decir tal cosa? En Sodoma, había homosexuales, dados a toda perversión y crimen imaginables. Bien se los podría comparar a los homosexuales de San Francisco. Imagínese que está en una iglesia Adventista, no la peor: tiene un hermoso órgano, los miembros dan muchas ofrendas, van al culto los sábados, y escuchan hermosos sermones. Y Cristo viene y les dice: “Ustedes son peores que los homosexuales de San Francisco”. Puedo asegurarles que no lo invitarían otra vez. “Por tanto os digo, que el juicio será más tolerable para Sodoma que para ti” (Mateo 11:24). ¿Cuántos creen que era verdad lo que dijo Jesús? ¿Cuántos padres preferirían que sus hijos fueran homosexuales en las calles de San Francisco en vez de que siguieran siendo miembros tibios de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, limitándose a guardar el sábado y devolver el diezmo, semana tras semana? Los padres quieren lo mejor para sus hijos, ¿verdad? Cristo dijo que la gente de Sodoma estaba en mejor situación que la de Capernaúm. ¿Han oído alguna vez decir que debemos retener a nuestros hijos en la iglesia, no importa cómo? Debemos mantenerlos en la iglesia aunque tengamos que mostrarles películas o lo que sea para entretenerlos. ¡Cristo dice que mejor estarían en Sodoma!

Escribe al ángel de la iglesia de Laodicea: Así dice el Amén, el Testigo Fiel y Verdadero, el origen de la creación de Dios” (Apocalipsis 3:14). Aquí le recuerda a la iglesia que así como fue fiel y verdadero con Capernaúm y con la gente de Meroz, será firme ahora. La mayor parte de la gente no cree esto. Por eso Cristo empieza su mensaje con estas palabras: “Soy el que no exagera, el que te dice la verdad. Conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!” (Versículo 15). Dice: “Piensas que conoces tus obras pero Yo soy el que las conoce y veo que no eres ni frío ni caliente”. Podemos pensar: Bueno, ¡Alabado sea Dios! Por lo menos estamos a medio camino, pero Cristo dice: “¡Ojalá fueses frío o caliente! Es decir: “Preferiría que fueras frío y no tibio”. Mucha gente no cree eso



Totalmente en el mundo o a medias en la iglesia.-



Se necesita fe para creer lo que Jesús dijo acerca de Capernaúm y Sodoma. Se requiere fe, para que un padre lo crea. No creo que muchos padres preferirían tener a sus hijos totalmente en el mundo en vez de tenerlos a medias en la iglesia, pero Jesús dijo que estarían en mejor situación en el mundo que a medias en la iglesia. No estoy diciendo que debemos empujar a nuestros hijos al mundo, ¡de ninguna manera! Lo que estoy diciendo es que si ellos están a medias en la iglesia están en una situación peor, y es hora de que tratemos de entusiasmarlos. La religión de Cristo no es de profunda tristeza sino de gozo y felicidad. Es necesario presentar la religión de manera que esté al alcance de los jóvenes. Los niños de tres años, necesitan que se les cuenten las historias de la Biblia de acuerdo con su nivel de comprensión. No pueden permanecer sentados una hora en un servicio de adoración. Tiene que haber una experiencia de conversión que debe comenzar a los tres o cuatro años. Necesitamos jóvenes convertidos, necesitamos adultos convertidos y necesitamos estar convertidos nosotros mismos
Dios dice en la Biblia: “Prefiero que seas frío y no tibio; que estés completamente en el mundo y no a medias en la iglesia”. En los versículos 16, 17 dice: “Porque eres tibio, ni frío ni caliente, estoy por vomitarte de mi boca. Tú dices: 'Yo soy rico, estoy enriquecido, y nada necesito'. Y no conoces que eres un cuitado y miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3: 16, 17). ¡Qué delirio!



Neutralidad y Laodicea.-



¿Por qué dijo Dios que los vomitaría de su boca? Porque Laodicea está en una posición neutral y han asumido una posición neutral. “Si Dios aborrece un pecado más que otro, del cual su pueblo es culpable, es que no haga nada en caso de una emergencia. La indiferencia, una actitud neutral en medio de una crisis religiosa, Dios la considera un grave crimen equivalente a la peor clase de hostilidad contra él” (Testimonies, V. 3, p 281). La peor hostilidad contra Dios es ser neutral. Querido amigo, eso es lo que hoy se valora como una buena religión: que acepta todo y a todo el mundo, neutralidad. Tenemos tal pluralidad de ideas que se aceptan y se creen en la iglesia hoy, que frente a diversos problemas estamos condicionados para ser neutrales. En la Review & Herald del 25 de febrero de l902, Elena de White dice que hay más esperanza para un enemigo declarado que para alguien que es neutral.

No he considerado aquí el estilo del culto llamado “celebración” que ha entrado en algunas de nuestras iglesias. Pueden solicitar nuestro libro y cassette titulados “No es hora de celebrar”. Las profecías se están cumpliendo con este simulacro del descenso del Espíritu Santo, que ha llegado a nuestra iglesia por medio de la Iglesia Pentecostal. Hay quienes reconocen que la música de rock fuerte y sólida como parte de un servicio religioso viene directamente de Satanás. Nos preguntamos: ¿Cómo pueden actuar así en la iglesia? ¿Saben una cosa? Los que asumen una posición neutral, están en peor condición, ya sean laicos o líderes aunque no pertenezcan a ese movimiento. No están ni a favor ni en contra. Dios dice que por eso los vomitará de su boca. ¿Dónde está la fortaleza de nuestro pueblo? ¿Dónde está la gente que está dispuesta a decir: Esto está mal y no lo vamos a aceptar ni vamos a decir que está bien? Elena de White dice que estos pastores, que predican buenos sermones, son los que van a recibir esta maldición. Los sermones más peligrosos no son los que contienen errores ostensibles, sino los agradables, los que parecen buenos pero no dicen nada. Elena de White dice: ““En este tiempo, justo antes de la segunda venida de Cristo en las nubes del cielo, debe realizarse una labor semejante a la de Juan” (Reflejemos a Jesús, p. 331). Les espera una obra importante y de mucha responsabilidad, y a los que predican cosas apacibles no los reconocerá Dios como sus pastores. Un ay temible reposa sobre ellos” (Testimonies, t. 1, p. 321). En los testimonios ella escribe acerca de los que recibirán el sello de Dios y los que no lo recibirán. Estos últimos “procuran arrojar un manto sobre el mal existente, y excusar la gran impiedad que prevalece por doquiera,” pero “los que tienen celo por el honor de Jehová y amor por las almas no callarán para obtener el favor humano” (Joyas de los Testimonios, t. 2, p. 65).

Hay dos clases de personas en la iglesia en los últimos días. Los “buenos administradores”, que actúan de tal manera que todo el mundo se sienta bien, y que excusen la perversidad que los rodea, y los que no callan para obtener el favor de nadie, y que llaman al pecado por su nombre. ¿Cuál de estas clases creen ustedes que es la mayor en la iglesia? ¿Cuál obtendrá el control de la iglesia? Ella dice que los que se preocupan por el pecado, “son impotentes para detener el torrente de la iniquidad; de ahí que se llenen de pesar y alarma. Lloran delante de Dios al ver la religión despreciada en los mismos hogares de aquellos que han tenido gran luz. Se lamentan y afligen sus almas porque en la iglesia hay orgullo, avaricia, egoísmo y toda clase engaño. El Espíritu de Dios, que inspira la reprensión, es pisoteado, mientras triunfan los siervos de Satanás. Dios queda deshonrado, la verdad anulada. Aquellos que no sienten pesar por su propia decadencia espiritual ni lloran sobre los pecados ajenos quedarán sin el sello de Dios” (Ibíd., p. 65).

Algunos pastores enseñan en la iglesia que Dios es demasiado misericordioso para traer juicio sobre su pueblo, pero al seguir leyendo encontramos que esos mismos juicios están cayendo sobre esos pastores. “Así el clamor de paz y seguridad es dado por hombres que no volverán a elevar la voz como trompeta para mostrar al pueblo de Dios sus transgresiones y a la casa de Jacob sus pecados. Estos perros mudos que no querían ladrar, son los que sienten la justa venganza de un Dios ofendido” (Ibíd., p. 66).
Hay quienes se refieren a estos buenos sermones diciendo: “nuestro pastor no predica el error, tampoco predica la verdad presente; pero por lo menos no predica el error. Tenemos un pastor neutral. Es mejor que nada”. Pero no es mejor que nada, es de lo peor. Dios está buscando un pueblo dinámico. En los días de Débora hizo un llamado a la reprensión. Llamó a gente que estuviera dispuesta a arriesgar su vida. Hoy le está dando a cada miembro de iglesia, a cada pastor, a cada laico un mandato y un llamado a la acción y a la lucha. Hay dos declaraciones sobrecogedoras en el Espíritu de Profecía que me gustaría que observemos. La primera dice: “Hay terribles amenazas de castigo para aquellos que predican la verdad pero no están santificados por ella, y también para aquellos que consienten en recibir y conservar al ministro no santificado para que les ministre en palabra y en doctrina” (Testimonies v. 1, pp. 261, 262

Para los que están predicando sermones agradables y suaves y que mantienen a la gente entretenida semana tras semana, Dios pronuncia un ¡ay!. Pero no es sólo para ellos; creo que muchos de los profesos hijos de Dios piensan para sí mismos: “Señor, no soy responsable de lo que pasa. Todo lo que hago es venir a la iglesia semana tras semana. No tengo nada que ver con esta apostasía”. Eso es lo que Meroz dijo: “No he hecho nada malo; sólo soy un buen miembro de iglesia”. El Señor dice que los miembros de iglesia que consienten en recibir y conservar a los líderes no consagrados como pastores, son tan culpables como los que están desempeñando el cargo.

La segunda declaración dice: “Si Dios pronuncia un ay sobre los que llama a predicar la verdad y rehúsan obedecer, un ay más enérgico reposa sobre los que asumen esta sagrada obra con manos sucias y corazones impuros.

]“Así como hay castigos para aquellos que predican la verdad mientras su vida no está santificada, así mismo hay castigos para aquellos que reciben y conservan a los que no están santificados, en la posición que ellos no pueden llenar” (Testimonies, v. 2 p. 552
Una persona indigna, no podría seguir sirviendo sin el favor y el consentimiento de los miembros de la iglesia. Sin ese apoyo no podrían actuar injusta e incorrectamente, como no remunerar el ministerio de las mujeres, por ejemplo. ¿Sabían ustedes que hubo un momento en la vida de Elena de White cuando ella dijo: “Protesto en el nombre del Señor” (Spalding-Magan, p. 117). No quiero decirles cómo protestó, porque alguien podría acariciar una idea equivocada, pero tuvo que ver con asuntos financieros. Hay muchas maneras de apoyar y conservar a gente no consagrada para que sigan sirviendo, y el Señor responsabiliza a cada miembro de iglesia por sostener un sistema corrupto. ¿Estoy haciendo un llamado a una revolución? Espero que usted no me entienda mal, porque en realidad sí, lo estoy haciendo. En verdad no yo, sino el Señor, por medio de su mensajera Elena de White. Estoy citando simplemente el Espíritu de Profecía. ¿Qué significan estas declaraciones? ¿Cree usted que tienen algún significado para nosotros hoy? No quisiera que ese ay cayera sobre mí. ¿Lo quiere usted? No sé cómo aplicar estas declaraciones, pero creo que todos los requisitos de Dios y todos sus mandamientos son posibles.


Admin
Admin

Cantidad de envíos : 199
Puntos : 497
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Edad : 45
Localización : Pereira,Colombia

Ver perfil de usuario http://foroadventista.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.